50 años de Clínica Mayral

admin

11 de febrero de 2022

50 años de Clínica Mayral

Todo empezó en 1972 cuando mi padre (Agustín Mayral Marqués) empezó a trabajar como Podólogo en Barcelona, concretamente en el piso donde yo vivía de la calle Gran Vía de Carlos III.

Por aquel entonces, la mayoría de los especialistas en sanidad como los Podólogos, Dentistas y Médicos acostumbraban a trabajar en los pisos donde compartían la vivienda particular. Muy lejos quedaban los conceptos de marketing y de imagen que tan importantes son hoy en día.

Me acuerdo siendo pequeño corretear por el piso con la reprimenda de mi Madre, para que no molestara a los pacientes que se esperaban en el recibidor y así dejar trabajar a mi padre en la habitación asignada.

Me genera nostalgia y a la vez admiración recordar cómo eran aquellos tiempos y lo rápido que ha pasado el tiempo cuando pienso que mi hijo (Marc Mayral Aguilera) también ha seguido nuestros pasos en el mundo de la podología.

Un poco de historia

Han pasado 50 años desde 1972, en estos años hemos cambiado varias veces de consulta, evolucionando y siempre adaptándonos a los tiempos “Modernos”, como se suele decir.

A la edad de 8 años y con dos hermanos y una hermana menores que yo, mis padres decidieron trasladarnos fuera de Barcelona y dedicar el piso para uso exclusivo de consulta Podológica.

Me hice Podólogo por dos razones bastante claras, la primera porque era una profesión totalmente práctica que requiere de destreza manual y la segunda por la admiración que veía en los ojos de los pacientes cuando me decían lo agradecidos que estaban de ser tratados por mi padre, y yo pensaba… “que suerte tiene, ¡le quieren tanto!”.

Todavía recuerdo hace años cuando le dije a mis padres la idea de dejar el piso donde teníamos la consulta para ir a un local a pie de calle para luego crear lo que en su momento denominaríamos:

«CLINICA PODOLÓGICA MAYRAL»

Esta decisión al principio y como cualquier decisión de tal calado, les costó un poco asimilar, ya que tenían, y como tendría cualquier persona, miedo a lo desconocido para realizar un proyecto más innovador.

Fueron unos años maravillosos donde pudimos trabajar en familia junto con mi padre y mi hermano Daniel que por aquel entonces empezó a estudiar también Podología. Esa consulta pasaría a ser una clínica donde también realizaríamos cirugía ambulatoria.

Los años iban pasando y llegó el momento cuando mi hijo Marc me comentó su interés por la Podología y que quería empezar a estudiar el Grado de Podología. Creo recordar que le comenté que ojalá encontrara en esta profesión lo mismo que siento yo, que es AMOR por lo que hago. Trabajar es una suerte y si además haces lo que te gusta, los pacientes lo sienten igual que tú.

En los próximos años nos vamos a encontrar experiencia y talento, con juventud, ganas y mucha fuerza para trabajar.  Empezamos con una pequeña consulta Podológica para convertirnos en una CLÍNICA de referencia nacional e internacional.

Ya contamos con la tercera generación de Podólogos en CLINICA MAYRAL foot center de la mano de mi hijo Marc y me enorgullece ver como acaba de inaugurar su propia CLÍNICA en el año de celebración de estos 50 años.

La exigencia y evolución de las distintas patologías en el pie y tobillo han obligado en los últimos años incorporar profesionales como Simone y Teresa para formar parte del equipo de CLÍNICA MAYRAL foot center.

A mis colaboradores siempre les pido que actúen con respeto y sobre todo que no paren nunca de aprender. Esta es una profesión en constante evolución y la tecnología, como hemos ido viendo durante estos 50 años, nos ayuda a diagnosticar mejor las distintas patologías que nos hemos ido encontrando en la clínica.

Agradecimientos
Quisiera dar las gracias a mi padre por la educación que siempre me dio, al que nunca escuché hablar mal de ningún paciente, que se desvivía por ellos y de su interés por seguir aprendiendo. También a mi madre por el esfuerzo que tuvo que hacer de joven para no dedicarse a su profesión de Maestra y Pianista para ayudar a mi padre en la consulta y educar a 4 hijos.
Además, me gustaría dar las gracias a mi mujer por su incontestable ayuda, sin duda, la parte de serenidad que he necesitado para desarrollar mi profesión y por la educación que ofreció a mis dos hijos, Marc y Jordi.
Y ahora sí, para finalizar, deciros una vez más lo feliz que estoy de poder realizar mi Profesión y como curiosidad deciros lo que una paciente hace unos años nos regaló con sus palabras y que nosotros hemos convertido en nuestro eslogan , que dice:
“NUNCA UNOS PIES HAN ESTADO TAN CERCA DE UNAS BUENAS MANOS”

Dr. Jordi Mayral
Dir. Clínica Mayral foot center

Quizás también te interese leer…

No se encontraron resultados

La página solicitada no pudo encontrarse. Trate de perfeccionar su búsqueda o utilice la navegación para localizar la entrada.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: CLÍNICA MAYRAL, S.L..
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a 10dencehispahard S.L. que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad